Nota SMIBA - AMA


La Sociedad de Medicina Interna de Buenos Aires desea transmitir a la sociedad en general su honda preocupación acerca de la situación actual. Luego de meses de Pandemia causada por el COVID 19 los internistas estamos, como manifestaron también los intensivistas, agotados.

 
Es cierto que tuvimos meses para prepararnos para la crisis y así lo hicimos. Aumentamos el número de camas, creamos espacios seguros para pacientes tanto COVID 19 positivos como negativos. Gestionamos recursos para los pacientes y para el personal de salud.
 
Aprendimos a usar los equipos de protección personal. Aprendimos a lidiar con nuestros miedos e incertidumbres que nos generaba una nueva patología acerca de la cual hay poca evidencia y en el manejo de la cual se hace camino al andar. Los tratamientos que en abril eran de primera elección hoy han sido descartados.
 
Los internistas somos quienes recibimos a los pacientes en las unidades de emergencia, quienes los evaluamos y decidimos quién está apto para cursar la enfermedad en domicilio, en la sala de Clínica Médica y quién debe pasar a una terapia intensiva. Los internistas somos quienes cuidamos de los pacientes en la sala de internación en Clínica Médica, controlando varias veces por día la evolución de los pacientes COVID. Somos quienes brindamos apoyo médico y emocional, acompañados hoy más que nunca por el resto del equipo de salud, a los pacientes que se encuentran aislados de su familia y sus seres queridos. Quienes controlamos a quienes están aislados en sus domicilios, hoteles. Nos ponemos y sacamos varias veces al día los equipos de protección personal, a veces contamos con todos los elementos y a veces no.
 
Nos enfermamos, vemos a nuestros compañeros enfermarse y mismo fallecer. Toda esta situación nos angustia, nos desgasta y nos lleva a un cuadro de "burn out", tanto a los médicos residentes como a aquellos con años de experiencia ya que hoy estamos todos en primera línea frente al COVID.
 
Nuestras horas de trabajo son interminables, en el hospital, cada vez con menos personal para cuidar a un número de pacientes que no deja de aumentar. En el seguimiento ambulatorio de pacientes tanto COVID como no COVID ya que nadie debe descuidar el cuidado de su salud.
 
La cuarentena ha sido larga, difícil. Pedimos sin embargo a la sociedad que haga suyas, en cada momento de su vida las únicas armas con las que sabemos, a ciencia cierta, nos podemos defender del COVID 19: distancia social, tapabocas, lavado de manos, evitar reuniones sociales.
 
Dra M Salomé Pilheu
Presidente SMIBA
 
Dr Roberto Reussi
Presidente Emérito SMIBA